martes, febrero 09, 2010

Una palabra: LIBERTAD

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

M.H. es el Poeta, así, con mayúsculas, el hombre que dejó un ejemplo de compromiso con el pueblo, de solidaridad, de lucha sin tregua contra la injusticia. Y en solo diez años, supo levantar su palabra sencilla y poderosa y enarbolar una voz propia en la historia de la poesía española, gracias a su enorme vocación lírica y humana.

Yo trato que de mí queden
una memoria de sol
y un sonido de valientes.

No hay comentarios: